viernes, 27 de diciembre de 2013

Los Nuevos Horizontes por Recordar...

Cuando una persona empieza a recordar, se da cuenta de varias cosas que ha hecho. Pero tal vez y solo tal vez, el recuerdo se alimenta de sueños  y esperanzas por realizar. Muchas veces nosotros perdemos la visión de nuestro alrededor y olvidamos la capacidad que tenemos de observar esos pequeños detalles que el mundo nos deja y solo pensamos en hacer algo mejor, pero no nos damos cuenta que todo lo que imaginamos ya esta hecho por la naturaleza misma.
El ser Humano toma todo como suyo y lucha por tener cualquier cosa del universo, pero no se cuenta que todo ya es suyo, que solo tiene que aprovecharlo sin la necesidad de cambiarlo.
Grandes mentes a través de la historia, nos han mostrado que con un poco de voluntad y persiguiendo algo, que para muchos es loco, pero para uno mismo no lo es; un sueño. Uno no debe rendirse nunca, por nada ni por nadie.
Shakespeare no se rindió en sus obras, Da Vincci a pesar de cómo se lo trato en su época no se rindió y continuo con sus documentos, pinturas e investigaciones. Así, grandes Filósofos, Psicólogos, Matemáticos, entre otros, nos dejaron diversos legados en el mundo entero, misteriosos mensajes de paz, amor, sabiduría y pensamiento.
Dios, aquel mítico ser que todo lo creé, nos deja varias incógnitas; entre nosotros, respuestas que debemos recordar.
Muchos dirán que nuestro propio mundo es el infierno y todos los que habitamos en el somos enemigos de nuestros propios enemigos; la realidad es que el propósito de todos se halla dentro de cada uno. Solo con pensarlo uno puede imaginarse diversas cosas que, si juntamos nuestras mentes, podemos llegar a realizar.
Nuestros Dioses nos dicen que debemos acercarnos entre todos, ayudarnos. ¿Por qué? Nadie lo sabe; pero si lo hacemos, lograremos hacer algo magnifico y mediante eso un mensaje se descifre.
Esto nos deja otra  interrogante. Solo debemos recordar, sentados en la naturaleza del mundo y nunca rendirse, para llegar justo a tiempo al objetivo deseado; por todos y cada una de las personas que en este mundo habitan....




Autor: Anibal R. Núñez. Todos los derechos reservados © 2013