martes, 14 de enero de 2014

20 Días



CAPÍTULO FINAL:




Día Veinte: La carta.


Alejandro estaba sentado en el living. Tomo papel y una birome. Empezó a escribir, su madre lo miraba fijo.
Adriana: Como puede ser, hijo?¿Por qué lo has hecho? No debiste hacerle caso a esa….Hijo, mírame, te quiero pero esto es…Por qué no contestas…No quiero hablar sola, hijo – le toma la mano él lo mira y las saca.- Que te hizo tu padre, que te hizo Juana y Julieta  para que los mates…Hijo….?

El diálogo era imposible. La madre preguntaba y él nunca respondía, solo se concentraba en lo que escribía. Ella se puso de pie y Salió afuera. Se sentó en la vereda.
Adriana: Por que, por que? – se susurraba. En ese instante pasaba Ingrid.
Ingrid: Profe, que pasa? – de una volada paso a la otra vereda.
Adriana: Nada, Ingrid, nada
Ingrid: Solo quería decirte que me perdones por mi actitud en otro día.
Adriana: No te preocupes, también defendería a mi amigo…
Ingrid: Sí, pero el ya no es mi amigo, es un mentiroso
Adriana: Ingrid, no lo digas sí, está todo muy mal y no se…
Ingrid: No se margue, la vida sigue y él va a ir preso dentro de 5 años, espero.
Adriana: Solo digo que si lo hace, que lo haga por poco tiempo.
Ingrid: No piense esas cosas- dice Ingrid – él se lo merece, fue su voluntad hacer todo eso.
Adriana: Será mejor que te vayas, sí?
Ingrid: Está bien, me voy – dice – pero acuérdese, fue culpa de él, ella si bien lo mando, él no tenía la obligación de hacerlo.
Adriana: Adiós Ingrid.
Ingrid: Chau, profe.
***************
Entró nuevamente a su casa. Allí encontró sangre sobre una hoja de papel. Ella se alarmó. Tomó la hoja y la leyó, pero no contuvo en pensar en la vos de su hijo leyéndola dentro de su cabeza.

<< Mamá, perdón, no quise hacer daño a nadie, fui mi instinto, más bien una terrible forma de conocer le amor.  Bueno, el amor no todavía, pero sí conocer lo que es la desgracia de no pensar por mí mismo. Sé que las palabras no solucionan nada de las cosas, pero esto es mi última forma de decir la verdad, una carta.
Pensé mucho en poco tiempo. Reflexione por el dolor. Éramos una familia feliz, hasta que yo la arruine, pero debes saber algo. Fue por tú bien. Juan quería robarte con su hermano, lo escuche un día en el baño de la escuela. No quería que te hagan daño y por eso lo mate.
Pedro, no quería hacerte nada, pero si a Flor y a mis amigos, su familia era bandida y más mala que la peste. Por eso lo maté. Sé que son aclaraciones atrasadas, pero es lo que te puedo decir.
Mi papá te engañaba. Florencia era la culpable, el salía con ella y su madre. Por eso el auto misterioso que la buscaba siempre. Ella me lo dijo hace dos días. No te lo quise decir, pero su muerte fue agradable ya que el saber que se lo merecía me llenaba el alma de gozo.
Mamá, gracias por todo, por los momentos y por los líos. Te quiero mucho, SOS lo mejor. No me olvides, ya que mientras lees esto yo ya no estaré en este mundo.
MAMÁ TE QUIERO >>

En ese instante ella se alteró. Recorrió toda la casa y no lo encontró. Fue a la escuela corriendo y lo vio tirado en el suelo de la entrada. Sangrando con un corte en el pecho. Se tomó de los pelos desesperada. Sus amigos llegaron al instante y lo vieron. La madre cayó desmayada y sus amigos la ayudaron para que no se lastimara. Todos lloraron.

La desgracia sucede a cualquiera pero a este chico le paso lo peor. Su supuesto amor, su padre, todo era mentira, la confianza y todo su alrededor. Él era el modelo en la escuela, sus amigos los mejores, pero todo lo perdió en tan solo 20 días con la chica. Los 20 días de AMOR y MUERTE.


FIN.






GRACIAS POR ACOMPAÑARME Y LEER ESTA HISTORIA... :D 

ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO Y ACUÉRDENSE QUE LOS COMENTARIOS SON BIEN VENIDOS, SIEMPRE Y CUANDO NO CONTENGAN INSULTOS...


GRACIAS...


Autor: Anibal R. Núñez. Todos los derechos reservados © 2013-2014